Archive for July 10th, 2007


Antes de hacer cualquier cosa con máquinas virtuales, es aconsejable, en Windows, crear un punto de restauración del sistema.

Un máquina virtual no es más que la virtualización de un PC dentro de otro, es decir, reservar un espacio del disco duro, instalar en ese trozo otro sistema operativo y arrancarlo al igual que una aplicación más, aunque esa aplicación conserva todas las particularidades de un SO independiente.

Por ejemplo, para probar Linux. Por la razón que sea, no nos atrevemos a realizar particiones, queremos conservar nuestro antiguo SO (en este ejemplo Windows XP), pero el Live CD se nos queda corto a la hora de usar el SO, a parte de que es muy lento, dependemos del CD, etc.

Con una máquina virtual lo que conseguimos es tener un SO (invitado) dentro de otro (local). Ese SO invitado tiene un espacio de nuestro disco duro asignado que lo usará como un disco duro normal. En este SO invitado podemos hacer de todo, probar cualquier programa, experimento,…, que para nada afectará a nuestro SO local. Si por cualquier razón “rompemos” el SO invitado, basta con echar mano de una backup y sustituirla por la imagen averiada.

Siempre he dicho que la mejor forma de aprender es rompiendo (que le pregunten a mi AMD K-6), pues esta es la mejor forma. Tenemos un “PC completo” dentro de nuestro SO local con el que podemos experimentar todo lo que queramos sin temor a cargarnos nuestro ordenador.

Para empezar hay que dejar varias cosas claras.

Para llevar a cabo este tema necesitamos un PC potente, tanto en procesador (no necesariamente) como en RAM (MUY necesario), ya que se cargarán dos Sistemas Operativos en memoria.

Para llevar a cabo la creación de la máquina virtual voy a usar el programa VirtualBox 1.4.0, el cual es Software Libre y existe tanto para Windows como para Linux.

Seguramente habreis escuchado hablar mucho, en estos temas, de Vmware. Yo lo he usado, tanto en Windows XP como en Ubuntu, y lo único que he conseguido es un pantallazo azul en el primero (…) y que me diga que no está bien configurado el vmware en el segundo.

VirtualBox, para mi, es mucho más sencillo de usar.

Como ejemplo ilustrativo lo que voy a hacer es crear una maquina en Windows XP SP2 para instalar Ubuntu Feisty Fawn.

Si durante la instalación de Virtual Box en Windows XP da error del logotipo, mejor ignorarlo.

Nada más abrir el programa nos encontramos con lo siguiente:

Como se puede observar, el programa es bastante intuitivo. Pulsamos sobre NUEVA para crear nuestra máquina virtual, y se nos abrirá el asistente:

Pulsamos SIGUIENTE y ya empezamos a crear nuestra máquina virtual.

Aquí elegimos el nombre de nustra máquina virtual y que SO vamos a instalar, si esto último no lo tenemos muy claro lo dejamos tal y como está, en “Other…”.

Esta es una de las partes importantes de la creación de nuestra máquina virtual, pues estamos asignando la memoria RAM que ocupará nuestra máquina cuando la arranquemos.

Hay que tener en cuenta que van a coexistir en el mismo tiempo dos SOs, el local y el invitado, por lo que hay que tener cuidado de no darle en exceso RAM a la máquina virtual, ya que podríamos hacer que el SO local se quedara sin RAM y bloquearíamos el PC. He leído en algún artículo que nunca hay que darle más de la mitad de nuestra RAM. Yo tengo un giga de RAM, y no le doy más de 256 por lo que pudiera pasar. De todas formas, todo depende del SO que queramos instalar y las capacidades de nuestro PC.

Aquí es donde vamos a elegir en que disco duro virtual vamos a instalar nuestro SO. Como aun no hemos creado ninguno, pulsamos en NUEVO.

Empezamos el asistente de creación del disco duro virtual, pulsamos SIGUIENTE.

Aquí elegimos si queremos que el disco duro virtual crezca según va creciendo el SO hasta un tamaño fijo, o fijamos desde un principio el tamaño máximo. Para mi gusto, yo me quedo con esta última opción.

Aquí elegimos el nombre de nuestro disco duro virtual y el tamaño que le vamos a asignar (para Ubuntu Feisty Fawn, y cualquier otro, siempre le doy unos 8 Gb, después de la instalación me sobran entre 4.5-5 Gb).

En esta ventana vemos que todo esté correcto, si es así, pulsamos TERMINAR.

Como podemos observar, volvemos a esta ventana donde el disco duro que vamos a usar es el que acabamos de crear.

Aquí vemos que todo esté correcto y pulsamos TERMINAR.

Volvemos a la ventana del principio y vemos nuestra máquina ya creada con todas las opciones de configuración. Por defecto, nuestra máquina no tiene activado los lectores, USB, sonido,…, hay que elegirlos de la lista y activarlos.

Para poder instalar el SO, debemos elegir de la lista de la derecha CD/DVD-ROM.

Aquí debemos marcar la casilla de verificación para montar la unidad de CD/DVD, y elegir de donde vamos a obtener el SO. Del lector (anfitrión) de CD/DVD (tan solo hay que meter el CD en la unidad lectora), o de una imagen ISO. Yo voy a hacerlo desde una imagen. Cuando lo tengamos, pulsamos OK.

Ahora podemos ver como la unidad lectora tiene la imagen ISO cargada, ya solo debemos arrancar nuestra máquina pulsando INICIAR e instalar el SO que queramos como si lo estuviéramos haciéndolo en un ordenador común.

A continuación dejo unos pantallazos de como queda la situación cuando arrancamos nuestra máquina virtual (pulsa sobre la imagen para verlo en grande):

Uno de los puntos a favor que veo yo a VirtualBox con respecto a Vmware es el siguiente. Intentando instalar Ubuntu, con Vmware, a la hora de tratar las particiones, en Ubuntu, te señala como una partición tu disco duro físico, y luego marca una zona libre que es tu disco duro virtual. En VirtualBox, a la hora de instalar Ubuntu, el sistema de particiones te marca que el único disco duro disponible es el virtual.

Esta ventaja de que solo detecte el disco virtual es una gran ventaja que te puede ahorrar más de un dolor de cabeza, a parte de la seguridad que da saber que no vas a tocar donde no es.

Desconozco si será siempre así. Ubuntu lo tengo más que probado ya que lo uso bastante, en cambio, cuando pruebe Solaris, Vista,…, podré ver si esto es siempre así o no, con Ubuntu, aseguro que sí.

Sobre la utilización de VirtualBox en Linux, es exactamente igual, ya que los dos sistemas son idénticos.

Edito:

Relacionado con el tema del disco duro, recordando…, al usar Vmware y querer instalar Ubuntu, el programa de particionado detectaba todo el disco duro físico (el que trae Windows), y solo podiamos identificar nuestro disco duro virtual porque nos dejaba una zona como “espacio libre (free space)”, con el peligro de equivocarnos y dañar la partición de Windows.

Con VirtualBox, no ocurre eso, ya que el programa de particionado el único disco duro que detecta es el virtual, es decir, hagamos lo que hagamos, lo único que se verá afectado es ese disco duro virtual, quedando a salvo nuestro SO que tengamos por defecto en el disco duro físico.

A continuación pongo una lista de los SO que me han funcionado:

  • Ubuntu Feisty Fawn (me dio problemas a la hora de instalarlo, mejor optar por Dapper Drake o esperar a la próxima LTS.
  • Debian 4.0.
  • Fedora Core 7.

 

 

Comments 8 Comments »

En el post anterior, a la hora de mencionar las distintas distribuciones, de las miles que existen, he hablado de algo llamado GNOME, KDE, XFCE,…

En realidad he mencionado solo esas tres, aunque existen más.

Un entorno de escritorio no es más que:

Un entorno de escritorio (en inglés, Desktop Environment) es un conjunto de software para ofrecer al usuario de un ordenador un ambiente amigable y cómodo.

El software es una solución completa de interfaz gráfica de usuario o GUI, ofrece iconos, barras de herramientas, programas e integración entre aplicaciones con habilidades como, arrastrar y soltar (drag&drop).

En general cada entorno de escritorio se distingue por su aspecto y comportamiento particulares, aunque algunos tienden a imitar características de escritorios ya existentes.

Es decir, las “ventanitas”, botones, programas,…, que hacen que puedas moverte a través del Sistema Operativo de una forma sencilla son los “Entornos Gráficos”.

Como ya he dicho en el anterior post, en Linux se usa mucho la línea de comandos para casi todo. Es el desarrollo de estos sistemas los que hacen que cada vez menos se tenga que usar comandos en los SO Linux.

La captura de la derecha es un ejemplo de un escritorio con el Entorno Gráfico que usa oficialmente Ubuntu, GNOME, cuyo logo se encuentra al principio de este post.

Gracias a que Ubuntu es software libre, podemos cambiar el aspecto de nuestro PC a nuestro antojo. No solo cambiar el fondo de pantalla y cuatro cosillas más, sino todo lo que podamos imaginar. Lógicamente, unos cambios tendrán más dificultad que otros.

Para algunas modificaciones existirán programitas con los que puedas realizar los cambios deseados, y con otras deberás abrir “blocs de notas en linux”, cambiar algunas cosillas y usar comandos.

Existen diversas webs donde podemos encontrar muchísimo material para modificar a nuestro antojo el PC. Para GNOME las más reconocidas son las siguientes:

Como he dicho anteriormente, existen diversos entornos de escritorio, a parte de GNOME, podemos destacar KDE.


Es el entorno de escritorio que usa Kubuntu (Ubuntu con KDE).

Algunos dicen que tiene más capacidad de modificación que GNOME (…), yo, sinceramente, creo que el tema radica en que existen más personas involucradas en en su modificación que en GNOME.

A continuación podemos ver un pantallazo de un escritorio con KDE:

Que cada uno saque sus propias conclusiones…, aunque será dificil.

Cualquier ordenador con con cualquier SO (GNOME o KDE) variará más o menos según las modificaciones de su dueño, esto es así, no porque tengas uno vas a tener algo distinto que el resto.

Para KDE también existen webs con diverso material para su modificación:

Comparando KDE Look y GNOME Look, podemos observar que para KDE existe muchísimo más material que para GNOME, yo creo que es por lo comentado anteriormente, que existen más personas involucradas en su modificación…, es lo que yo creo. A día de hoy, he podido modificar todo lo que he querido de mi Ubuntu, incluso usando material supuestamente para KDE (BootSplash Screens por ejemplo, la imagen que aparece cuando carga Ubuntu).

Pantallazo del BootSplash por defecto en Ubuntu 6.06 LTS:

Como ya he dicho, los más conocidos, y en consecuencia, extendidos son GNOME y KDE, pero existen otras dignos de mención.

Por ejemplo XFCE, entordo de escritorio por defecto en Xubuntu (Ubuntu con XFCE).

Aunque este entorno presenta una seria de desventajas (o problemillas subsanables), los cuales nombrearé a continuación.

La principal característica de XFCE es que necesita muchísima menos memoria para trabajar, es decir, es perfecto para equipos con recursos limitados.

El principal problema que yo le veo a este entorno es que ‘NO’ puedes tener “accesos directos” en el escritorio.

Pongo NO entre comillas simples porque esto es discutible. Por defecto NO puedes, tienes que descargarte un programilla para gestionar este tema. Yo lo intenté y me fue imposible solucionarlo, aunque para darle uso a alguna máquina que tengamos por casa con algún tiempo, podemos instalarnos este escritorio…, hablo de escritorio y no de SO completo por una razón que más adelante comentaré.

Para XFCE existen menos webs, a día de hoy, donde poder obtener material para su modificación, pero haberlas las hay:

A partir de XFCE están saliendo otras distribuciones no oficiales de Ubuntu con distinos entornos, como por ejemplo:

  • Fluxbuntu, usa Fluxbox
  • Ebuntu, usa Enlightenment
  • Nbuntu, usa Fluxbox

Estos últimos pensados para ordenadores con recursos limitados, aunque no son oficiales de Canonical.

Como he dicho antes, podemos instalarnos Ubuntu y luego usar el entorno de estritorio que queramos.

Por ejemplo, al instalarnos Ubuntu, por defecto el entorno que trae es GNOME, pero si nosotros queremos usar KDE, no tenemos que instalarnos Kubuntu ni nada por el estilo. Abriendo el terminal y escribiendo una linea, obtenemos KDE y podemos elegir con que gestionar nuestro SO, con GNOME o con KDE.

Para ello debemos abrir una terminal y escribir lo siguiente:

  • Para KDE

sudo apt-get install kubuntu-desktop

  • Para XCFE

sudo apt-get install xubuntu-desktop

Luego, al iniciar nuestro PC y nos vayamos a loguear (introducir usuario y contraseña) debemos dirigirnos a “Opciones” o “Sessions”, y desde ahí elegir que escritorio queremos arrancar, usarlo por defecto, etc.

Definiciones: Obtenidas de la Wikipedia.

Comments No Comments »

   Beat diabetes   Diabetes diet