Archive for the “Opinión” Category

Después del primer encontronazo con Ubuntu Gutsy Gibbon, he decidido a darle una segunda oportunidad…, no fuera que el CD estaba mal grabado y tirar a la basura tanta estabilidad que me ha dado Ubuntu por un CD mal grabado…, como que no.

Por si las moscas, la primera vez lo bajé del sitio oficial mediante http, ahora lo descargo de otro servidor mediante torrent…

Arrancamos el LiveCD y la cosa no pinta muy bien, pues vuelve a aparecer mi amiga la pantalla en blanco inmaculado que molesta los ojos……, pero arranca en pocos minutos.

Entro en Ubuntu, y el sonido sigue sonando entrecortado, inicio el instalador e instalo Ubuntu Gutsy Gibbon.

Todo bien, por ahora.

Como he dicho, termina la instalación, reinicio el PC y arrancamos…, el arranque empieza como la otra vez, la pantalla completamente negra en un principio y luego el famoso blanco, aunque esta vez el arranque del sistema es lo esperado.

Estoy dentro de Ubuntu, todo va bien, el consumo de recursos estupendo, ¿arreglado?, eso quisiera yo. Instalo los drivers de mi ATI y la actualización que ya hay disponible. A causa de los drivers tengo que reiniciar el PC, vuelve la pantalla en blaco y adelante, reinicia sin problemas……….

Llego al GRUB, elijo Ubuntu Gutsy Gibbon…, y aquí termina mi segunda oportunidad a la nueva versión de Ubuntu. El ordenador se queda que ni se inmuta, no hace nada, ni el intento….., espero unos minutos no vaya a ser que pase como la otra vez y arranque al cuarto de hora, ni por esas…

Como dije en su momento, desde Feisty Fawn se está sacrificando demasiando la estabilidad por otras cosas secundarias, y mal le puede ir a Ubuntu si sigue por este camino.

De todas formas, seguiré esperando que me envíen los CDs para volverlo a probar.

De mientras, he probado varias distribuciones ya que las necesito para estudiar…

Iba a instalar Fedora 7, de la cual ya hablé en su momento (no mucho), pero los tiempos de carga y que en Noviembre aparece Fedora 8 me han hecho tirar para atrás.

He intentado probar Gentoo, a cual esperaba que fuera bastante “complicada” de usar…, tanto es así que no he podido, no me detecta la pantalla y cuando quiero reconfigurar las X se queda igual que Ubuntu, ni se inmuta.

He intentado probar OpenSUSE 10.3 (la cual ya probé antes y me gustó bastante), el cálculo de instalación era de más de 3 horas y subiendo (descargando paquetes), tiempo que no tengo a día de hoy, aunque es una distribución MUY aconsejable de probar y de la cual se hace una extensa revisión en el próximo número de la revista SofLix (de la cual tienes más información en la pestaña “Proyectos”).

He probado Debian Lenny, ni siquiera me reconocía la tarjeta de red y como no es versión estable, no le he dado más vueltas.

Y por último (vaya periplo) he probado Debian Etch, la mejor sin duda…, eso es estabilidad, el problema llega en que no es el primer ordenador en el cual no reconoce la tarjeta WIFI, la cual necesito en la universidad. Cuando tenga más tiempo y lleve acabo algunos proyectos, quiero dedicar un PC (P4 3.2Ghz, 1Gb de RAM y 180Gb de disco duro) para hacer “experimentos” serios en Linux, y si Ubuntu no mejor, será sin duda alguna Debian.

¿Que tengo ahora?.

Madriva Linux 2008, de la cual haré una review más adelante. Por ahora sólo digo que la instalación es facilísima, instala drivers propietario y activa aceleración 3D sin problemas, y trae Compiz Fusion instalado y activado por defecto.

Comments No Comments »

Pues nada, llegó el gran día, la versión 7.10 de Ubuntu denominada Gutsy Gibbon es liberada y raudo veloz voy a descargarme mi imagen ISO.

Lo descargo, lo grabo en un CD y me dispongo a hacer una instalación limpia, es decir, cargarme mi antiguo SO e instalar este nuevo, ya que la actualización por internet suele dar problemas…

Bien, meto el CD y poco o nada ha cambiado respecto a las versiones anteriores de Ubuntu, la instalación es igual de sencilla e intuitiva.

A diferencia de Feisty Fawn, no me da ningún problema con las particiones.

Termino de instalar, saco mi CD y reinicio.

Parece que va todo bien, en el GRUB me aparece sin ningún problema Windows y me dispongo a iniciar Gutsy Gibbon.

Y empiezan los problemas…..

La pantalla se queda completamente negra sin hacer nada, espero como 5 minutos y el PC no hace absolutamente nada…, un error lo puede tener cualquiera, pienso, y reinicio el PC. No es un error puntual, la pantalla vuelve a estancarse y el PC ni se inmuta.

En otro ordenador abro un navegador y empiezo a buscar una posible solución, leo que hay muchos que están teniendo problemas de estabilidad con Gutsy Gibbon, reconocimiento de hardware,…, cosa que no me tranquiliza (el ordenador sigue con la pantalla en negro).

Mientras leo cosas en internet (entre 10 y 15 minutos han pasado), el ordenador empieza a hacer algo, ¿hay vida?…, la pantalla pasa de un negro profundo a un blanco desenfocante que daña la vista. ¿Esto que es?, ¿es esto realmente Ubuntu?.

Pasan unos 3 ó 4 minutos y arranca Ubuntu, me he tirado como unos 15 – 20 minutos para arrancarlo (el ordenador es un Intel Core 2 Duo con 1Gb de RAM DDR2).

La musiquita que abre siempre Ubuntu, suena entrecortada…, y ya estoy en el escritorio.

Me dispongo a probar varias aplicaciones, a ver como está organizado el tema, en definitiva, probar lo nuevo.

¿Estoy en Windows Vista con un theme de Ubuntu?, creo que no…….

El consumo de recursos es bestial, los menús van a trancas y barrancas, me cuesta un mundo moverme por el escritorio, abrir aplicaciones, abrir los menús,…

Decido reiniciar porque es imposible hacer nada, con lo que recibo un nuevo pantallazo en blanco.

El caso es que tras reiniciar los problemas persisten cosa que me ha defraudado mucho. No es que yo haya hecho algo mal (que puede ser) si no que Gutsy Gibbon está dando más que un quebradero de cabeza.

Ya con Feisty hubo multitud de problemas y más de uno se preguntó si no se estaba sacrificando la estabilidad del sistema a favor de “hacerlo bonito”, cosa que creo que se cumple con Gutsy Gibbon.

Voy a esperar a que me lleguen mis CDs y lo volveré a probar, espero que haya sido un espejismo.

Aunque lo que sí espero es que para la próxima LTS no haya ni espejismos ni nada, que todo vaya como la seda, como debe ser en GNU/Linux y más aún en una LTS de Ubuntu.

Comments 1 Comment »

Pensando en las libertades narradas anteriormente en el otro post pienso…, si algo es criticable al tema de las licencias de Microsoft (por poner un ejemplo) es que te “digan” que hacer con el producto (licencia) que compras, es decir, cuando compras una licencia, compras la instalación en UN solo ordenador, instalarlo en más de uno, sin pasar por caja, incurre en delito.

Es decir, si yo tengo dos PCs en mi casa, adquiero una licencia de Microsoft Office, solo podría instalarla en un ordenador, no podría pasárseme por la cabeza el instalarlo en los dos (…).

Con el software libre no ocurre eso, cuando tu compras software libre, no compras una licencia, compras el producto y puedes instalarlo cuantas veces desees en los PCs que quieras sin tener por ello que volver a pasar por caja.

Y es aquí donde quería llegar.

Uno de los argumentos del software libre es que el código fuente debe ser abierto, es decir, accesible para todo el mundo.

Si tu empresa desarrolla un software y da a conocer su código, otra puede llegar, modificarlo (mejorarlo, cambiarle el logo,…) y así ganar dinero con el esfuerzo de otra compañía.

Podríamos pensar que entonces, la nueva compañía incurriría en otro delito, el no mantener la licencia GPL en su nuevo producto (de lo que hablaremos otro día), ¿y?.

A día de hoy, cualquier tecnología tiene su correspondiente copia con otra licencia, nombre, colores,…, sin que por ello pase nada.

Un ejemplo claro, Microsoft Office, existe Open Office.

Se podría decir que la suite Open es una copia de la suite de Microsoft, que Microsoft copió a otra, y así, llegar al principio de los tiempos.

Hoy monto una empresa de informática, obtengo el código de Open Office ya que es de código abierto, lo modifico un poco, le agrego dos o tres cosillas más, lo saco al mercado y compito cara a cara con Microsoft (…es relativo, todo en el negocio de la informática es relativo).

Si mi producto tiene éxito, desbanco a Microsoft Office (…todo es relativo…), ¿Qué cara se les quedaría a los desarrolladores de Open Office?…

Con el software libre, como ya he dicho muchas veces, se puede ganar dinero de mil y una formas, pero hay que saber proteger las horas de trabajo de cada desarrollador……, por ejemplo, así a bote pronto de me ocurre lo siguiente…, cada producto libre solo puede ser comercializado por su desarrollador, es decir, yo creo un SO, libre, solo podría comercializarlo yo.

Cumpliría todas las libertades, pero, si otra aplicación desarrollada por otra empresa se basa en mi producto, no podría comercializarla, tendría que desarrollar, desde cero, su propio sistema.

Por ejemplo, mañana Debian decide comercializar su SO, pues Canonical no podría comercializar con Ubuntu, ya que está basado en Debian y usa tecnología (apt) de este SO.

Es tan solo un ejemplo, así a bote pronto, de lo que se podría hacer para proteger la inversión de la empresa X en su producto.

Con el software libre se puede ganar dinero…, asesoramiento, mantenimiento, desarrollos a medida, vendiendo software,………., y así, un largo etcétera.

Como todo, en el mundo de la informática lo que importa son los euros, si algo no es rentable, ninguna empresa optará por ello. Por eso habría que buscar formas de que el software pueda ser libre y cumplir las expectativas monetarias de los inversores en nuevas tecnologías.

…Y si nos detenemos a mirar cuantas licencias hay de software libre… (tipo GNU, BSD, MPL,…), son licencias “tipo”, que dentro de cada una puede haber varias versiones y/o modificaciones.

Comments No Comments »

Para que nos hagamos una idea, software privativo es todo lo contrario a software libre, es decir, que no cumple las libertades señaladas.

Pensemos un poco, ¿Qué problema hay con el software privativo?…, que no tenemos acceso a su código fuente, es decir, que no conocemos que ocurre dentro de ese programa.

Veamos, hoy día, casi todo está informatizado. Mientras estamos sentado en el sofá viendo la televisión, leyendo un libro, paseando, etc., nuestro nombre pasa unas cuantas veces que por varios ordenadores.

Y la tendencia no es a la baja, cada día aparecen nuevas tecnologías para hacer nuestra vida más “fácil”.

Con el software propietario, no conocemos que hace nuestro ordenador “por dentro”.

Un ejemplo, al no tener el código fuente, cuando realizamos una operación bancaria no estamos seguros de que se cumplan todas las normas de privacidad.

Ese es un ejemplo de muchos.

Como ya he dicho, cada día dependemos más de los ordenadores, con ello, si el software que usemos no es libre nunca estaremos seguros de que nuestros datos sean confidenciales, seguros, de que nuestro ordenador no esté siendo utilizado para otros fines, etc., por lo que sería conveniente saber a ciencia cierta que hace nuestro ordenador con nuestros datos.

Todo esto podría entrañar un más que serio problema.

Si se conoce el código fuente, se conoce el funcionamiento del software, por lo que no sería complicado conocer donde falla ese programa, es decir, sus puntos débiles y generar graves problemas de seguridad.

Aunque, si tanto se habla de software libre, será por algo….., estabilidad, seguridad (a día de hoy), capacidad de adaptación a nuestras necesidades,…

¿Por qué pongo el tema de la seguridad como una ventaja cuando poco antes he hablado de una posible desventaja?. Cuando Firefox era poco usado, los que navegaban con este excelente navegador hablaban de que era mucho más seguro, estable, rápido,…, que IE, y era verdad…, hasta que se hizo popular.

Es conocido que cuando apareció Firefox 2.0, a los tres días hubo ciertos problemas de seguridad que tuvieron que ser rápidamente solucionados, ¿antes no los había?, pues sí, el problema es que no era un navegador “popular”. A día de hoy, raro es el mes que nuestro Firefox no se actualiza por un fallo en su seguridad.

Con el software libre, y más en concreto con los sistemas operativos GNU/Linux, creo que pasará lo mismo (aunque esto es jugar a ser adivino) conforme vaya pasando el tiempo y sea cada vez más popular…, aunque supongo que valdrá la pena tener un 10% del peligro que tenemos en Windows usando SOs GNU/Linux, a favor de la estabilidad, adaptabilidad,…

El mundo del software libre es un mundo muy ambiguo además de controvertido, y si uno se pone a pensar detenidamente nos puede surgir más de una duda.

Comments No Comments »

La inmensa mayoría de las veces pensamos que el software libre implica ser gratuito.

Aunque yo mismo he hablado de que las ventajas de usar cierto software libre es el coste cero de dicho software, existen una serie de “normas” (llamadas libertades) que definen al software libre.

Dichas libertades son promulgadas por el proyecto GNU, que junto con la Free Software Foundation (FSF, Fundación para el Software Libre), son los principales promotores del software libre.

Dichas libertades son las siguientes (son 4), y deben ser acatadas por cualquier licencia si desea ser “libre”.

El «Software Libre» es un asunto de libertad, no de precio. Para entender el concepto, debe pensarse en «libre» como en «libertad de expresión», no como en «cerveza gratis».

«Software Libre» se refiere a la libertad de los usuarios para ejecutar, copiar, distribuir, estudiar, cambiar y mejorar el software. De modo más preciso, se refiere a cuatro libertades de los usuarios del software:

  • La libertad de usar el programa, con cualquier propósito(libertad 0).
  • La libertad de estudiar el funcionamiento del programa, y adaptarlo a las necesidades(libertad 1). El acceso al código fuente es una condición previa para esto.
  • La libertad de distribuir copias, con lo que puede ayudar a otros(libertad 2).
  • La libertad de mejorar el programa y hacer públicas las mejoras, de modo que toda la comunidad se beneficie(libertad 3). De igual forma que la libertad 1 el acceso al código fuente es un requisito previo.

Si analizamos las mencionadas libertades, en ningún momento dice que el software deba ser gratuito, aunque podriamos sacar ese pensamiento de las mismas.

Leamos los puntos con detenimiento.

Yo monto una empresa y decido que todo mi software va a ser libre, saco mi SO a la calle y lo vendo (ser libre no implica ser gratuito…).

Ya tengo mi distribución en la calle, y empezamos a leer las libertades.

Según la libertad 0, cualquier otra empresa podría ayudarse de mi trabajo con fines lucrativos, eso, a cualquier empresa no le haría ni pizca de gracia.

La libertad 1, es la más razonable, a mi entender, de las cuatro. Si el software que te están ofertando y por el que has PAGADO no se ajusta del todo a tus necesidades, ¿por que no ibas a modificarlo?.

Y llegamos a la libertad 2, distribuir copias, de aquí podemos sacar que el Software Libre podría ser gratuito. Mi empresa ficticia, que acaba de sacar un nuevo SO a la calle con cualquier licencia de software libre. Con esta libertad, el SO podría ser distribuido por la red, o por cualquier otro sitio, sin ninguna retribución a sus desarrolladores, por lo que la empresa está perdiendo dinero.

La última libertad nos habla de poder modificar el software a nuestro antojo (libertad 1) y distribuirlo luego (libertad 2), por lo que estamos en las mismas.

En definitiva, estas libertades no hablan de que el software deba ser gratis, pero si podemos llegar a pensar que podemos obtener ese software de forma gratuita.

Dentro de este mundo hay demasiada ambigüedad. En la actualidad, de está desarrollando una nueva versión de la licencia GNU-GPL que, espero, aclare muchos puntos y/o agregue nuevos de forma que no nos hagamos un lío.

¿Por que recomiendo yo el uso de, por ejemplo, Sistemas Operativos GNU/Linux?, por su estabilidad, capacidad de modificación, trabajo,……, y para convencer a alguien, porque es gratuito.

Aunque habrá que seguir leyendo (muchos textos en inglés) para seguir aclarando el tema.

Comments No Comments »

   Beat diabetes   Diabetes diet